Atomic Swaps

Atomic Swaps

Autor: Damian
Publicado el diciembre 4, 2019

Introducción

La tecnología blockchain vino a disrumpir la forma en que hoy realizamos un sinnúmero de tareas de nuestra vida cotidiana. La gran revolución que planteó Bitcoin fue la posibilidad de intercambiar valor, directamente entre pares, sin la necesidad de un intermediario central que verifique las operaciones. Y paradójicamente hoy debemos recurrir a exchanges centralizados tanto para comprar como intercambiar criptoactivos entre sí. Como hemos ya explicado, la centralización plantea una serie de problemas y limitaciones, y por este motivo desde hace varios años los desarrolladores del ecosistema cripto se encuentran a la búsqueda de una solución: la posibilidad de realizar intercambio de tokens de manera descentralizada. En ediciones pasadas explicamos conceptos como contratos inteligentes, exchanges centralizados vs descentralizados y nos hemos introducido superficialmente en el mundo de las DeFis. En esta oportunidad nos proponemos explicar qué son los denominados Atomic Swaps, cómo funcionan, para qué sirven.

¿Qué son los Atomic Swaps?

 La palabra «atomic» es un término proveniente de las ciencias de la computación que significa que algo sucede o no sucede en absoluto. Y la traducción de “swap” para este caso es el intercambio de una cosa por otra. Un atomic swap es un contrato inteligente que permite realizar el intercambio de criptoactivos sin la necesidad de un intermediario. Y por supuesto, los protocolos de atomic swaps están diseñados para que el intercambio pueda realizarse de manera segura y para que ninguna de las partes involucradas pueda realizar un fraude en el intercambio. 

¿Cómo funcionan los Atomic Swaps?

Para entender cómo funcionan, imaginemos que María quiere cambiar con Juan sus Litecoins (LTC) por Bitcoins (BTC). Primero, María deposita su LTC en una dirección de contrato segura que actúa como caja fuerte o cuenta escrow. Cuando se crea esta caja o cuenta, María también genera una clave para acceder a ella. Luego comparte un hash criptográfico de esta clave con Juan. Es importante tener en cuenta que Juan todavía no puede acceder al LTC porque solo tiene el hash de la clave, y no la clave en sí.

Luego, Juan utiliza el hash proporcionado por María para crear una dirección de contrato segura, en la que deposita su BTC. Para reclamar el BTC, se requiere que María use esa misma clave y, al hacerlo, se lo revela a Juan. Esto significa que tan pronto como María reclame los BTC, Juan puede reclamar los LTC y el intercambio estará completo.

Si cualquiera de las partes se arrepiente o no cumple con su parte del contrato, el contrato se cancela y los fondos se devuelven automáticamente a sus propietarios.

Onchain y offchain swaps

Los atomic swaps pueden ocurrir de dos maneras diferentes: dentro de la cadena o fuera de la cadena de bloques (on-chain o off-chain). Los atomic swaps onchain ocurren en cualquiera de las redes de la misma moneda (en este caso, la blockchain de Bitcoin o Litecoin). Los atomic swaps offchain, por otro lado, tienen lugar en una capa secundaria, similares a los que se utilizan en la Lightning Network.

Ventajas

Las ventajas de los atomic swaps están relacionadas con su naturaleza descentralizada. Al eliminar la necesidad de un intercambio centralizado o cualquier otro tipo de mediador, el intercambio de cripto activos puede ser ejecutados por dos (o más) partes sin la necesidad de que confíen entre sí. También hay un mayor nivel de seguridad porque los usuarios no necesitan entregar sus fondos a un exchange centralizado o un tercero. En cambio, los intercambios pueden realizarse directamente desde las billeteras personales de los usuarios.

Asimismo, esta forma de intercambio directo entre pares tiene costos operativos mucho más bajos que en un exchange centralizado, lo que se traduce en comisiones muy bajas o inexistentes. Por último, los atomic swaps hacen posible que los intercambios se realicen sin demoras, y con mayor grado de interoperabilidad, es decir se pueden intercambiar dos criptoactivos directamente sin utilizar Bitcoin o Ethereum como moneda intermediaria.

Limitaciones

Hay algunas condiciones que deben cumplirse para que se produzca un atomic swap, y estas pueden presentar obstáculos para que la técnica logre adopción masiva. Una de ellas es que, para realizar un atomic swap, los dos cripto activos deben basarse en cadenas de código que compartan el mismo algoritmo de hashing (por ejemplo, SHA-256 para Bitcoin). 

Por otro lado, los atomic swaps plantean preocupaciones sobre la privacidad de los usuarios. Esto se debe a que los intercambios y transacciones en las cadenas de bloques pueden ser rastreados con relativa facilidad. Una respuesta a corto plazo a este problema es usar criptomonedas enfocadas en la privacidad como una forma de reducir la exposición. Otros desarrolladores se encuentran experimentando con el uso de firmas digitales en atomic swaps como otra posible solución.

Conclusión

Los atomic swaps son aún muy nuevos y se encuentran, en su mayoría, en etapa de prueba y experimentación. Sin dudas esta tecnología es un aporte significativo hacia la interoperabilidad de las blockchains y la posibilidad de intercambio cross-chain de manera descentralizada. Son un primer paso fundamental para el crecimiento y la evolución de las finanzas descentralizadas o DeFis. Aunque también somos conscientes que la creatividad y velocidad de innovación en esta industria pueden hacer que esta tecnología pueda resultar obsoleta en un futuro cercano. El tiempo dirá.

maquinacapital.com © 2018 | Todos los derechos reservados | Desarrollo Juan Pablo Guisasola | Diseño Yamila Pipolo