Teoría Moderna de Portfolios

Autor: Emiliano
Publicado el abril 12, 2019

En el mundo de las finanzas hay dos variables fundamentales para la evaluación de inversiones. Estas son el retorno y el riesgo de un activo, sea una acción, un bono, o un criptoactivo. Es de esperar que entre dos activos con el mismo retorno uno escoja el de menor riesgo y esto es lo que cualquier ser racional asume, que para asumir un mayor nivel de riesgo será requerido un mayor retorno.

Veamos ahora cómo se miden en finanzas estas dos variables fundamentales. El retorno es sencillo e intuitivo, y se mide como la variación porcentual del precio de un activo en un período determinado. Se obtiene así el retorno promedio durante el período analizado. Asimismo, se analiza de qué manera varió el retorno a lo largo del período en cuestión, es decir, su distribución. Se obtiene así una medida de cuánto se dispersa el retorno del retorno promedio durante ese período. Esa dispersión es la medida de riesgo utilizada en finanzas, más comúnmente conocida como volatilidad.

En 1952, Harry Markowitz introdujo la Teoría Moderna de Portafolios (TMP), la cual le valió su Premio Nobel de Economía. La TMP sostiene que las características de retorno y riesgo de un activo no deben analizarse de forma individual, sino más bien en el contexto de cómo incide cada activo dentro de un portafolio de inversión. La teoría demuestra que una cartera de activos puede lograr disminuir el riesgo individual de cada activo individual, sin bajar el retorno, el también conocido beneficio por diversificación. Esto es así gracias a un nuevo concepto introducido que es la correlación. Esta nueva variable estadística mide de qué manera se comportan los activos ante el movimiento de los otros activos en el período analizado y así se puede ver de qué manera se relacionan. Y es gracias a este concepto que, mediante complejas ecuaciones matemáticas, es posible optimizar las participaciones de cada activo dentro de un portafolio, para un nivel de riesgo determinado (Frontera eficiente).

El análisis cuantitativo se basa en la utilización de modelos matemáticos y estadísticos con el objetivo de obtener portafolios de inversión que optimicen rendimiento para el menor nivel de riesgo posible. Como todo modelo, éste también posee limitaciones. Entre ellas, asumir que el pasado se repite en el futuro. Y es por ello, que es importante que quienes corren estos modelos puedan ingresar las variables y supuestos acertados para poder obtener resultados exitosos. En Maquina Capital utilizamos análisis cuantitativo como una herramienta más para la toma de nuestras decisiones de inversión.

maquinacapital.com © 2018 | Todos los derechos reservados | Desarrollo Juan Pablo Guisasola | Diseño Yamila Pipolo